MÉDICOS SIN FRONTERAS

El pasado 26 de junio fue el Día Internacional en Apoyo de las Víctimas de la Tortura. En Médicos Sin Fronteras, cada día atendemos a personas que nos cuentan atrocidades de las que han sido víctimas. Por ello, denunciamos que la tortura sigue siendo una práctica común en todo el mundo, sobre todo en rutas migratorias y zonas en conflicto. 

© Alva White/MSF


En 2014, en colaboración con las organizaciones locales Centro de Día BABEL y el Consejo Greco de Refugiados, abrimos una clínica en
Atenas para víctimas de la tortura. El proyecto, con el que hemos atendido a más de 430 personas en los últimos 3 años, ha puesto de relieve la alta prevalencia de la tortura entre la población migrante y refugiada y la crucial necesidad de que las víctimas reciban apoyo médico y psicológico especializado para conseguir su rehabilitación.

La tortura borra la naturaleza humana, destruye por completo a las personas”, explica la psicóloga Eleftheria Zerva. “No es solo la terrible carga que supone para la salud mental del sobreviviente; la tortura arrasa con su propia autoestima y afecta a su capacidad para vivir en sociedad”.

Leer más


Tras más de medio siglo de conflicto armado en Colombia, la violencia está lejos de desaparecer  y el coste social hasta el momento es alarmante. Millones de personas han tenido que desplazarse de sus hogares y tierras, decenas de miles han desaparecido y centenares de miles de familiares siguen esperándolos.

© Marta Soszynska/MSF

Durante todos estos años, la violencia no ha cesado, sino que se ha adaptado. Razones ideológicas, políticas y/o religiosas han sido el motivo de aberraciones contrarias a la vida y de la erosión de los derechos humanos más básicos. Pero sobre todo, el principal motor de esta desmesurada violencia ha sido el interés económico. Cantidad de niños, jóvenes y adultos han sido reclutados a la fuerza o empujados a un estilo de vida criminal ante la falta de oportunidades.

Leer más