MÉDICOS SIN FRONTERAS

Las condiciones en las que se encuentran los más de 582.000 refugiados rohingya en los asentamientos improvisados de Bangladesh son cada vez peores. Cubrir las carencias de agua potable y saneamiento es esencial para evitar una emergencia de salud pública. 

Dos refugiados transportan a un enfermo en busca de asistencia médica en el asentamiento de Kutupalong, en el sur de Bangladesh, justo en la frontera con Myanmar. © Antonio Faccilongo


Médicos Sin Fronteras (MSF)
ha incrementado sus operaciones para dar respuesta a la crisis humanitaria que se está produciendo en el distrito de Cox’s Bazar, en Bangladesh.

Leer más