MÉDICOS SIN FRONTERAS

Médicos Sin Fronteras (MSF) pide a las empresas farmacéuticas Pfizer y GSK que reduzcan el precio de la vacuna de la neumonía (PCV) para los Gobiernos y para las organizaciones humanitarias que trabajan en contextos de emergencia, y denuncia los exorbitantes precios que se están pagando para vacunar a niños que se encuentran en una situación de extrema vulnerabilidad.

Durante las últimas semanas, MSF ha vacunado en varios campos y asentamientos a lo largo de Grecia a más de 5.000 niños refugiados con edades comprendidas entre los 6 meses y los 15 años de edad. Las vacunas dispensadas por la organización médico humanitaria les protegerán contra 10 enfermedades, incluyendo la neumonía, que sigue siendo la principal causa de muerte infantil en niños menores de 5 años en todo el mundo y que es una enfermedad especialmente peligrosa para los niños que viven en contextos de crisis.

MSF pagó 60 euros por cada dosis de la vacuna de la neumonía, que fueron compradas en las farmacias locales. Estos 60 suponen un precio 20 veces mayor que el precio más bajo al que puede encontrarse la vacuna a nivel mundial: unos 2,80 euros por dosis. Y, dado que se necesitan tres dosis de la vacuna para proporcionar la protección completa a los niños, el coste de inmunizar a cada uno de estos niños contra la neumonía asciende a 180 euros.

Leer más


MSF alerta de que un incremento de los combates provocará nuevos desplazamientos masivos y ahondará la crisis humanitaria

El sistema de salud del distrito de Azaz, en el norte de Siria, se encuentra en una situación enormemente precaria y amenaza con derrumbarse por completo. De esta forma, se agravaría una crisis humanitaria que ya se ha intensificado tras el recrudecimiento de los combates, que ha generado la huida de decenas de miles de personas.

Muchos desplazados buscan la seguridad en zonas fronterizas con Turquía. Las últimas estimaciones calculan que, al menos, 30.000 personas habrían llegado a la zona en los últimos días. En su mayoría, los nuevos desplazados se han asentado en zonas al aire libre alrededor de los campos que ya albergaban a decenas de miles de personas.

Desplazados en Azaz © MSF

 

La actual intensificación de los combates en la zona está llevando al límite el precario sistema de salud. Hospitales y centros de salud en Azaz y de la zona rural que rodea la ciudad de Alepo han sido golpeados por bombardeos en las dos últimas semanas, incluidos tres centros apoyados por MSF.

Leer más


El 92% de las personas rescatadas por el Dignity I, uno de los barcos de Médicos Sin Fronteras (MSF) que realiza operaciones de salvamento en el Mediterráneo central, asegura haber sido víctima o testigo de episodios de violencia en Libia. En estos más de seis meses, desde que MSF comenzó con las operaciones de rescate y salvamento, los barcos de la organización han rescatado a más de 18.447 personas que trataban de llegar a Europa desde las costas de Libia.

En este contexto, MSF insta a los líderes mundiales reunidos en la Cumbre de La Valeta (Malta) a que cualquier acuerdo que alcancen no se traduzca en una mayor formalización de la externalización del trabajo sucio de la Unión Europea. MSF ha sido testigo de las inaceptables consecuencias médicas y humanitarias derivadas de los últimos acuerdos de cooperación en materia de migración alcanzados entre la UE y sus estados miembros con terceros países como Libia o Marruecos. Las consecuencias de estos pactos incluyen altos niveles de violencia, incluida la violencia sexual, detenciones prolongadas y expulsiones, así como una erosión sostenida del Derecho de Refugio y Asilo.

En el marco de la cumbre, MSF muestra su preocupación por el impacto de estos acuerdos de cooperación y destaca el ejemplo de los casos de Libia y Marruecos. Algunos de los aspectos del análisis realizado por MSF en este ámbito de la extenalización de fronteras son:

Leer más


La noche del jueves 1 de octubre un deslizamiento de tierra sepultó la aldea El Cambray II de Santa Catarina Pinula, a 15 kilómetros de la capital de Guatemala. Médicos Sin Fronteras (MSF) brinda atención médica y psicológica a los supervivientes de la tragedia.

© MSF

 Sobre las 21:30, hora local, del jueves 1 de octubre, un deslizamiento de tierra provocó que un cerro de unos 100 metros de altura colapsara y arrasase 125 casas de la  localidad de Santa Catarina Pinula en Guatemala.

MSF, a primera hora del sábado 3, envió un equipo de emergencia para evaluar las necesidades y distribuir cien kits higiénicos (pañales, jabón, dentífrico, papel higiénico, etc.), kits con elementos no sanitarios (utensilios de cocina, mantas, botes, etc.) y repelente de mosquitos entre los supervivientes que ya se estaban estableciendo en los albergues.

Leer más


MSF reclama a los Estados que forman parte de la Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta la activación de una investigación sobre el bombardeo de su hospital en Kunduz, Afganistán.

Intervención de la doctora Joanne Liu, presidenta internacional de Médicos Sin Fronteras. 7 de octubre de 2015, Palacio de las Naciones, Ginebra, Suiza.

Leer más


Recientes declaraciones por parte de algunas autoridades del gobierno afgano justificaron el ataque al hospital en Kunduz. Esto significa que las fuerzas afganas y de los EEUU, que trabajan conjuntamente, decidieron arrasar un hospital totalmente funcional, con más de 180 trabajadores y pacientes en su interior, porque, según sostienen, había talibanes presentes.

Destrozos en el hospital de MSF en Kunduz, Afganiztán. © MSF

“Esto supone el reconocimiento de un crimen de guerra y contradice totalmente las intenciones del gobierno de EEUU de minimizar el ataque como ‘daño colateral’. No puede haber justificación para este ataque abominable en nuestro hospital que ha acabado con la vida de personal de MSF mientras trabajaban y de pacientes que yacían en sus camas. MSF reitera su petición para que se lleve a cabo una investigación internacional independiente a fondo” afirma Joan Tubau, Director General de MSF.

Leer más


Trabajadores de MSF en shock tras el bombardeo de su hospital en Kunduz, Afganistán

El Doctor Masood Nasim es el responsable del equipo médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) en el hospital de trauma en Kunduz, al norte de Afganistán. Nasim describe las primeras 72 horas en el hospital tras los enfrentamientos en la ciudad el lunes.

Hospital de trauma de MSF en Kunduz © MSF

“Llegué al hospital a primera hora de la mañana del lunes, después de escuchar como aumentaban los gritos y el sonido de los impactos de los proyectiles y el tiroteo. Al mediodía, nuestro hospital estaba en la primera línea de los combates, los enfrentamientos tenía lugar a las mismas puertas del recinto hospitalario. Podíamos escuchar perfectamente el sonido de los bombardeos, los misiles y el paso de los aviones. Algunos disparos llegaron a impactar en el hospital e incluso atravesaron el techo de la unidad de cuidados intensivos. Sin embargo y a pesar de estar en medio de los combates, tanto nuestro hospital como el personal han sido respetados y hemos podido continuar nuestro trabajo.

Leer más


Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), bajo el lema “No dejar a nadie atrás”, sustituirán a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que han guiado las políticas de desarrollo, incluida las políticas sobre la salud, desde el año 2000.

Maternidad en Agok, Sudán del Sur © Pierre-Yves Bernard/MSF

 Los líderes mundiales que representan a 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas se han reunido este fin de semana en Nueva York para adoptar los nuevos objetivos en una cumbre especial. Los 17 objetivos y 169 metas se aplicarán a todos los países, ricos y pobres, y abordarán una amplia gama de temas globales, como la salud, el cambio climático, el desarrollo económico, los derechos humanos y la igualdad de género.

Leer más


Los grandes picos de malaria que se están produciendo en Sudán del Sur aumentan la posibilidad de una segunda temporada consecutiva de esta enfermedad con cifras muy altas de casos y muertes. Esta situación podría prevenirse si se actúa urgentemente para reforzar el acceso al tratamiento en las zonas de más alto riesgo, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

Casi el 60% de los pacientes de esta sala de hospital en Aweil tiene malaria. Agosto de 2015. Fotografía: Jacob Kuehn/MSF.

En 2013, MSF trató a más de 170.000 pacientes de malaria en Sudán del Sur. Ese año el número de pacientes que acudieron a las instalaciones de la organización en busca de tratamiento se triplicó con respecto al total de 2013. El pasado mes de noviembre, MSF ya advirtió de que se debía mejorar el acceso al tratamiento en las zonas más afectadas por la enfermedad. Muchos pacientes llegaban en estado grave y con riesgo de muerte, después de haber emprendido largos trayectos, para recibir atención sanitaria ante la falta de tratamientos contra la malaria en los centros de salud locales. En 2014, la malaria supuso el 72% de todas las muertes causadas por enfermedades en todo Sudán del Sur, según la ONU.

Leer más


La situación de la población de Yemen está marcada por una multitud de problemas generados por el conflicto armado que comenzó el pasado 26 de marzo. En un informe recién publicado, Médicos Sin Fronteras (MSF) examina varios aspectos concretos relacionados con la salud, que afectan hoy a los yemeníes tras más de cuatro meses de conflicto. Considerados en su conjunto, éstos muestran el efecto del conflicto en la estructura sanitaria de Yemen, conflicto que ha provocado lo que MSF define una “hemorragia constante” y el colapso de los servicios de salud a lo largo y ancho del país.

MSF, que durante el conflicto ha tratado más de 10.000 personas y ha realizado casi 5000 intervenciones quirúrgicas, analiza varios puntos: entre ellos, el tratamiento de los heridos de guerra,  la ruptura del abastecimiento de agua y de los servicios públicos, la situación sanitaria de los desplazados, los ataques al personal médico y a las infraestructuras sanitarias, las necesidades específicas  de atención médica de los niños y niñas yemeníes, la propagación de enfermedades contagiosas y la dificultad para llevar a cabo campañas de vacunación en el contexto actual y, por último, el acceso a la asistencia sanitaria para los pacientes con enfermedades crónicas.

Leer más