MÉDICOS SIN FRONTERAS

MSF inauguró hace dos semanas un nuevo hospital en el oeste de Mosul, donde ya ha atendido a más de 100 pacientes por heridas de guerra; entre ellos, 25 niños y 20 mujeres.

El personal médico atiende a un niño que sangra abundantemente por el oído a causa de una explosión.Jacob Kuehn/MSF


Médicos Sin Fronteras (MSF)
alerta de que la alta intensidad del conflicto y el enorme nivel de violencia que se está viviendo en los últimos días en la ciudad sitiada de Mosul –incluyendo ataques aéreos, ataques suicidas,  bombardeos y disparos-, están teniendo efectos devastadores en los residentes de la zona.

Leer más