MÉDICOS SIN FRONTERAS

El Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) en colaboración con Médicos Sin Fronteras (MSF) presentaron ayer el informe: “La acción humanitaria en 2014-2015: ¿fin de una época?”. Según este, cada vez se realizan diagnósticos más precisos de las crisis humanitarias y las necesidades que implican, pero la comunidad internacional, por falta de voluntad, se limita a gestionarlas en lugar de resolverlas.

Haz clic en la imagen para consultar el informe completo

Las tácticas y estrategias militares adoptadas por todo tipo de coaliciones, que incluye la violencia indiscriminada y el uso desproporcionado de la fuerza aérea, han provocado un alto grado de sufrimiento entre la población civil. Es el caso de Yemen o Siria, donde la población atrapada está sometida a bombardeos diarios y los refugiados se encuentran con una Europa que les cierra las puertas, recorta las ayudas a la asistencia y opta por la externalización de las fronteras.

Leer más


Madrid, 18 de diciembre de 2013.- Según el informe ‘La acción humanitaria en 2012-2013: instalados en la crisis’, elaborado por el Instituto de Estudios sobre Conflictos y Acción Humanitaria (IECAH) con la colaboración de Médicos Sin Fronteras (MSF), y presentado hoy en Madrid, en 2012, los efectos de la crisis económica se reflejaron en los presupuestos de ayuda humanitaria de los principales países donantes[1], que se redujeron en un 11% entre 2011 y 2012, pasando de 9.600 a 8.600 millones de euros.

Entre otras consecuencias, esto supuso que en 2012 quedaron sin cubrir un 37% de los fondos solicitados por la ONU a través de sus llamamientos consolidados (CAP): es la mayor proporción de necesidades sin cubrir en más de diez años. Y destaca el hecho de que la inversión destinada a prevención y preparación ante desastres sigue siendo desproporcionadamente baja: apenas un 5% de la ayuda humanitaria.

España es el país que más ha reducido sus fondos de ayuda humanitaria desde 2010, con recortes incluso mayores que en otras políticas sociales: de los 356 millones de euros de aquel año, a 216 millones en 2011, y 72 millones de 2012. Las cifras aún provisionales de 2013 siguen por este camino de brutal retroceso: 41,7 millones. Y para 2014, los Presupuestos Generales del Estado prevén un pequeño incremento de 4,5 millones, algo anecdótico comparado con los recortes del 80% sufridos por esta partida entre 2010 y 2012.

“Más allá de la retórica, la escasa capacidad de reacción de la Cooperación pública española al desastre en Filipinas es la mejor muestra del impacto de estos recortes”, señala Francisco Rey, codirector del IECAH. Así mismo, España sigue ausente de las grandes iniciativas globales como el Fondo Mundial para la Lucha contra el Sida, la Malaria y la Tuberculosis. “La acción humanitaria pública española, cuya consolidación legal, institucional y profesional había costado tantos esfuerzos, está siendo desmantelada, y lamentablemente estos recortes han sido recibidos con pasividad por la ciudadanía, a pesar del enorme coste que tendrán en las poblaciones vulnerables de muchos lugares del planeta”, añade.

Los recortes denotan que la mayoría de organismos internacionales y gobiernos donantes se han instalado en un notable conformismo: no hay voluntad política ni financiera para reaccionar con vigor a las emergencias, derivadas de conflictos o desastres naturales, que más sufrimiento causan. Sólo en 2012, se registraron 357 desastres naturales, que afectaron a 124,5 millones de personas, y 38 conflictos armados siguen activos.

“El caso de Siria es paradigmático”, explica el codirector del IECAH Jesús Núñez: “de algún modo, se ha ido instalando entre los medios de comunicación, los gobiernos y las opiniones públicas la idea de que el conflicto es irresoluble a corto plazo y que, por tanto, sólo queda esperar a que los combatientes terminen por agotarse y lleguen a un acuerdo, todo ello al margen de las necesidades de una población civil que parece condenada a seguir sufriendo y muriendo”.

En palabras de Joan Tubau, director general de Médicos Sin Fronteras, “Siria es hoy el conflicto más letal del mundo, y las necesidades de la población son cada vez más agudas. La ayuda humanitaria a la población siria debería estar en lo más alto de la agenda diplomática, y sin embargo no lo está. Y este es un llamamiento que hacemos extensible a otros países que están atravesando crisis de gran complejidad y tremendo impacto en la población, y en las que la respuesta humanitaria internacional no está dando la talla, como República Centroafricana, Sudán del Sur o República Democrática del Congo”.

El noveno informe del Observatorio de la Acción Humanitaria ha sido elaborado por el IECAH en colaboración con MSF, y cuenta con la participación de Development Initiatives. Analiza la evolución de la financiación humanitaria internacional y española, y dedica dos capítulos al conflicto de Siria, que aborda desde las perspectivas política, de seguridad y humanitaria; asimismo, incluye una cronología de acontecimientos internacionales.

El informe está disponible en www.iecah.org y www.msf.es.

Carta abierta al Presidente del Gobierno sobre la respuesta de la Cooperación Española al desastre de Filipinas, firmada por IECAH, MSF y la CONGDE, entre otros: http://www.iecah.org/web/images/stories/articulos/Carta_al_Presidente_13.pdf


[1] Comité de Ayuda al Desarrollo (CAD) de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).