MÉDICOS SIN FRONTERAS

El 92% de los menores y adolescentes atendidos en Serbia aseguran que los agentes estatales de Hungría, Croacia y Bulgaria les han infringido violencia sistemática. Las personas retenidas en Lesbos y Samos (Grecia) sufren además una “emergencia de salud mental” a causa de los ataques recibidos.

Menor no acompañado en una fábrica abandonada donde se cobijan algunos refugiados. Sid, Serbia. © Marko Drobnjakovic

 

La brutalidad que autoridades y policías fronterizas de Hungría, Croacia y Bulgaria infringen amigrantes, refugiados  y solicitantes de asilo a su paso por las fronteras de estos países con Serbia es vergonzosa e inaceptable.

Leer más