MÉDICOS SIN FRONTERAS

El pasado mes de agosto Médicos Sin Fronteras decidía retirar a su personal de seis hospitales del norte de Yemen, debido a la falta de garantías ante los bombardeos indiscriminados que se están viviendo. Precisamente uno de ellos, el producido en Abs, acabó con la muerte de 19 personas, entre pacientes y personal del centro. Algo que explica en este vídeo Raquel Ayora (Directora de Operaciones de MSF), que también habla de la esperanza de que la evacuación no sea definitiva y de que los hospitales sigan abiertos y funcionando, aunque no puedan ofrecer la misma asistencia médica.

Imagen de previsualización de YouTube

 

Yemen: “La asistencia médica es una víctima más”

De su experiencia en el país nos habla Crystal van Leeuwen, enfermera en Canadá que acaba de regresar de Yemen tras coordinar allí las actividades médicas de Médicos Sin Fronteras (MSF) durante siete meses. Como integrante de nuestro equipo de emergencia, ha trabajado con nosotros en países como Siria, Sudán del Sur, República Democrática del Congo y Nigeria, así como durante la respuesta al brote de Ébola en África occidental.

Cuando aterricé en Saná, la capital yemení, los lados de la pista estaban cubiertos por aviones destruidos, tanto grandes como pequeños. Era claramente un país afectado por la guerra. Durante el trayecto de siete horas hasta Taiz, pasamos delante de viejas casas de piedra construidas en las laderas de las montañas. En los pueblos pequeños, la vida campestre transcurría de forma aparentemente normal y deseé estar visitando Yemen como turista.

Leer más


La noche del jueves 1 de octubre un deslizamiento de tierra sepultó la aldea El Cambray II de Santa Catarina Pinula, a 15 kilómetros de la capital de Guatemala. Médicos Sin Fronteras (MSF) brinda atención médica y psicológica a los supervivientes de la tragedia.

© MSF

 Sobre las 21:30, hora local, del jueves 1 de octubre, un deslizamiento de tierra provocó que un cerro de unos 100 metros de altura colapsara y arrasase 125 casas de la  localidad de Santa Catarina Pinula en Guatemala.

MSF, a primera hora del sábado 3, envió un equipo de emergencia para evaluar las necesidades y distribuir cien kits higiénicos (pañales, jabón, dentífrico, papel higiénico, etc.), kits con elementos no sanitarios (utensilios de cocina, mantas, botes, etc.) y repelente de mosquitos entre los supervivientes que ya se estaban estableciendo en los albergues.

Leer más


Tras recientes informes sobre la creciente llegada de migrantes a las islas griegas del Egeo en las dos últimas semanas, un equipo de Médicos Sin Fronteras (MSF) se desplazó a las islas de Samos, Leros y Simi entre el 30 de agosto y el 4 de septiembre para evaluar la situación.

Un médico de MSF atiende a un inmigrante en Grecia. MSF

Durante su estancia, el equipo prestó atención médica y distribuyó artículos de higiene (cepillos de dientes, dentífrico y jabón) a un total de 246 personas, la mayoría de origen afgano y sirio. También suministró agua y comida para niños pequeños en caso de no disponer de ellos.

MSF pudo constatar que el acceso a atención médica de los migrantes recién llegados a las islas es limitado y que hacen falta más recursos para asegurar la referencia de los pacientes que así lo requieran a hospitales o centros de salud. Además, todos los grupos vulnerables (niños, mujeres embarazadas, ancianos y enfermos crónicos) deberían ser sometidos a exámenes médicos y seguimiento en caso necesario.

Por otra parte, las instalaciones visitadas por el equipo de MSF no reúnen las condiciones de alojamiento e infraestructuras suficientes, los estándares sanitarios son inadecuados y no hay separación entre hombres, mujeres y familias. El acceso a recursos básicos como agua potable, e incluso comida en algunos casos, es limitado y tampoco hay artículos de higiene para los recién llegados.

MSF ofrece asistencia médica y humanitaria a migrantes y solicitantes de asilo en Grecia desde 2008.