MÉDICOS SIN FRONTERAS

Médicos Sin Fronteras (MSF) se ha visto obligada a detener casi por completo su actividad en la ciudad de Batangafo, en el norte de la República Centroafricana (RCA), y a evacuar a la cuarentena de integrantes de su equipo a causa de la creciente tensión en esa localidad, que ha derivado en diversos incidentes violentos y amenazas contra miembros de la organización.

Población que ha buscado refugio en el recinto del hospital de MSF en Batangafo, RCA © MSF

MSF hace un llamamiento a las partes en conflicto en la RCA para que respeten las estructuras y los equipos de salud, que tienen por único objetivo responder a las necesidades médicas y humanitarias de la población a la que asiste. “Esperamos que la gente entienda que hace falta tranquilidad y espacio físico para poder trabajar. Y lo más importante, necesitamos respeto a la integridad física y psicológica de nuestros pacientes y trabajadores”, afirmó el jefe de misión de MSF en el país, Javier Eguren.

Leer más