MÉDICOS SIN FRONTERAS

En Moria, en la isla de Lesbos, hay más de 7.000 personas en un campo construido para 2.300. En Samos, 1.500 personas viven en un espacio diseñado para 700, y cientos duermen bajo carpas sin calefacción y con pésimas condiciones de higiene. Las autoridades griegas y la UE deben abrir las islas y trasladar a estas personas al continente. 

© MSF

Por segundo invierno consecutivo, las autoridades griegas están atrapando a miles de hombres, mujeres y menores en las islas griegas dejándolos al borde de una emergencia humanitaria. En respuesta a esta crisis, ampliamos nuestra intervención humanitaria de emergencia y hacemos un llamamiento a las autoridades griegas y de la Unión Europea para que abran las islas e trasladen inmediatamente a las personas al continente.

Leer más