MÉDICOS SIN FRONTERAS

MSF reclama a los Estados que forman parte de la Comisión Internacional Humanitaria de Encuesta la activación de una investigación sobre el bombardeo de su hospital en Kunduz, Afganistán.

Intervención de la doctora Joanne Liu, presidenta internacional de Médicos Sin Fronteras. 7 de octubre de 2015, Palacio de las Naciones, Ginebra, Suiza.

Leer más


Recientes declaraciones por parte de algunas autoridades del gobierno afgano justificaron el ataque al hospital en Kunduz. Esto significa que las fuerzas afganas y de los EEUU, que trabajan conjuntamente, decidieron arrasar un hospital totalmente funcional, con más de 180 trabajadores y pacientes en su interior, porque, según sostienen, había talibanes presentes.

Destrozos en el hospital de MSF en Kunduz, Afganiztán. © MSF

“Esto supone el reconocimiento de un crimen de guerra y contradice totalmente las intenciones del gobierno de EEUU de minimizar el ataque como ‘daño colateral’. No puede haber justificación para este ataque abominable en nuestro hospital que ha acabado con la vida de personal de MSF mientras trabajaban y de pacientes que yacían en sus camas. MSF reitera su petición para que se lleve a cabo una investigación internacional independiente a fondo” afirma Joan Tubau, Director General de MSF.

Leer más


Trabajadores de MSF en shock tras el bombardeo de su hospital en Kunduz, Afganistán

El Doctor Masood Nasim es el responsable del equipo médico de Médicos Sin Fronteras (MSF) en el hospital de trauma en Kunduz, al norte de Afganistán. Nasim describe las primeras 72 horas en el hospital tras los enfrentamientos en la ciudad el lunes.

Hospital de trauma de MSF en Kunduz © MSF

“Llegué al hospital a primera hora de la mañana del lunes, después de escuchar como aumentaban los gritos y el sonido de los impactos de los proyectiles y el tiroteo. Al mediodía, nuestro hospital estaba en la primera línea de los combates, los enfrentamientos tenía lugar a las mismas puertas del recinto hospitalario. Podíamos escuchar perfectamente el sonido de los bombardeos, los misiles y el paso de los aviones. Algunos disparos llegaron a impactar en el hospital e incluso atravesaron el techo de la unidad de cuidados intensivos. Sin embargo y a pesar de estar en medio de los combates, tanto nuestro hospital como el personal han sido respetados y hemos podido continuar nuestro trabajo.

Leer más


Los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), bajo el lema “No dejar a nadie atrás”, sustituirán a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que han guiado las políticas de desarrollo, incluida las políticas sobre la salud, desde el año 2000.

Maternidad en Agok, Sudán del Sur © Pierre-Yves Bernard/MSF

 Los líderes mundiales que representan a 193 Estados Miembros de las Naciones Unidas se han reunido este fin de semana en Nueva York para adoptar los nuevos objetivos en una cumbre especial. Los 17 objetivos y 169 metas se aplicarán a todos los países, ricos y pobres, y abordarán una amplia gama de temas globales, como la salud, el cambio climático, el desarrollo económico, los derechos humanos y la igualdad de género.

Leer más


Médicos Sin Fronteras (MSF) ha reforzado sus equipos en Serbia tras el cierre de la frontera de Hungría y ha enviado personal a la frontera de Serbia y Croacia para evaluar la situación en la zona. El cierre de la frontera húngara ha provocado que la mayoría de los refugiados que esperaban cruzar desde Horgos (Serbia) a Röszke (Hungría) se hayan dirigido a otros puntos fronterizos en busca de alternativas para llegar a su destino.

Refugiados llegando a la frontera entre Serbia y Hungria © Juan Carlos Tomasi/MSF

Tras la intervención de la policía y el ejército húngaros la semana pasada en la frontera con Serbia, MSF envió dos equipos móviles para asistir a las personas afectadas. Después del empleo de cañones de agua y gases lacrimógenos por la policía antidisturbios húngara, el personal médico de MSF trató a varios heridos: una persona que presentaba una herida por una bala de plástico, 12 pacientes con lesiones provocadas al tratar de escalar la valla, y 15 personas con los ojos afectados por los gases lacrimógenos.

Leer más


Este agosto ha sido el mes más sangriento desde el inicio de la guerra, en marzo de 2011. El personal de los hospitales provisionales a los que Médicos Sin Fronteras (MSF) brinda apoyo en la zona asediada de Ghouta Este, cerca de Damasco, ha informado de un incremento del flujo masivo de heridos tras 20 días de intensos bombardeos sobre mercados y edificios civiles. En las últimas semanas, los centros hospitalarios han tratado al menos 150 pacientes al día por heridas de guerra. Al mismo tiempo, la táctica de sitio y bloqueo sobre zonas civiles sigue creciendo y se ha expandido a tres nuevas áreas al norte de la capital siria en las que viven alrededor de 600.000 personas.

© EPA/Youssef Badawi

Entre el 12 y el 31 de agosto, los 13 hospitales provisionales que reciben apoyo de MSF en Ghouta Este se han visto desbordados de forma casi permanente por la llegada de pacientes con heridas traumáticas. Según los datos de seis de los centros, se han registrado 377 muertes y 1.932 personas heridas. Una de cada cuatro víctimas, 104 muertos y 546 heridos, eran menores de 15 años. La intensidad de los bombardeos ha afectado las líneas de comunicación, por lo que MSF no ha podido recabar datos detallados del resto de hospitales a los que presta apoyo.

Leer más


Médicos Sin Fronteras (MSF) ya advirtió en junio sobre la gravedad de esta epidemia que está asolando, desde el pasado mes de marzo, la provincia de Katanga, en la República Democrática del Congo (RDC). Desde entonces, la situación no ha hecho más que empeorar.

© MSF

Con más de 20.000 casos y 300 muertes confirmadas oficialmente en lo que va de 2015, el brote de sarampión en Katanga se ha convertido en el brote más grande de esta enfermedad desde 2011, cuando MSF inmunizó a 2.1 millones de niños contra la sarampión en todo el mundo.

Leer más


A fecha de 21 de julio había 270 extranjeros en la Prisión Central de Maula en Lilongwe, capital de Malaui, de los cuales, 232 eran etíopes encarcelados bajo la acusación de ser migrantes ilegales.

© Luca Sola 2015 / MSF.  Lilongwe. Junio de 2015. Cárcel de Maula.

Todos ellos afirman que estaban de camino a Sudáfrica en busca de oportunidades de trabajo. También se está encerrando a migrantes etíopes en otras cárceles del país. El equipo médico de MSF, que trabaja en la clínica de la prisión, ha observado las malas condiciones de salud en las que se encuentran todas estas personas a causa del largo y difícil viaje que han hecho, de una ingesta nutricional deficiente e insuficiente, de la pobreza y del aislamiento. Mientras que los presos regulares provenientes del propio Malaui cuentan con sus familias para complementar su alimentación y recibir otras formas de apoyo material, los migrantes etíopes carecen de estos mecanismos de apoyo adicionales, lo cual exacerba su vulnerabilidad. Muchos de ellos, presentan desnutrición, neumonía, paludismo grave y úlceras por presión. Recientemente, un grupo de etíopes inició una huelga de hambre de una semana en protesta por las condiciones en las que viven.

Leer más


Los equipos médicos de Médicos Sin Fronteras (MSF) son testigos de un drástico incremento del número de pacientes que requieren tratamiento para enfermedades comunes, originadas por la carencia de instalaciones sanitarias y refugios suficientes en el campo de protección de civiles de las Naciones Unidas en Malakal, Sudán del Sur, tras la llegada de más de 19.000 personas desplazadas en julio. El número total de refugiados en el campo supera ya los 48.000, lo que pone al límite la ayuda humanitaria disponible.

 ©MSF

Leer más


Los grandes picos de malaria que se están produciendo en Sudán del Sur aumentan la posibilidad de una segunda temporada consecutiva de esta enfermedad con cifras muy altas de casos y muertes. Esta situación podría prevenirse si se actúa urgentemente para reforzar el acceso al tratamiento en las zonas de más alto riesgo, según Médicos Sin Fronteras (MSF).

Casi el 60% de los pacientes de esta sala de hospital en Aweil tiene malaria. Agosto de 2015. Fotografía: Jacob Kuehn/MSF.

En 2013, MSF trató a más de 170.000 pacientes de malaria en Sudán del Sur. Ese año el número de pacientes que acudieron a las instalaciones de la organización en busca de tratamiento se triplicó con respecto al total de 2013. El pasado mes de noviembre, MSF ya advirtió de que se debía mejorar el acceso al tratamiento en las zonas más afectadas por la enfermedad. Muchos pacientes llegaban en estado grave y con riesgo de muerte, después de haber emprendido largos trayectos, para recibir atención sanitaria ante la falta de tratamientos contra la malaria en los centros de salud locales. En 2014, la malaria supuso el 72% de todas las muertes causadas por enfermedades en todo Sudán del Sur, según la ONU.

Leer más