MÉDICOS SIN FRONTERAS

A las 13:00, un enorme clamor estalló cerca del cuadro de seguimiento de pacientes del centro de tratamiento de Ébola de MSF en la ciudad de Kailahun, en el este de Sierra Leona. El médico egipcio Sameh Kirollos acababa de ver los últimos resultados de los análisis de sangre de la pequeña Isatta: ¡Negativo! ¡Isatta está libre del Ébola! Unas horas más tarde, después de haberle dado algo de comer, una ducha y nueva ropa, la niña salió del centro.

Isatta, de 22 meses, una de las más jóvenes en sobrevivir al Ébola. © Sebastian Stein / MSF

El primer brote de Ébola en África occidental continúa su devastación en Sierra Leona, Guinea y Liberia, y los equipos de MSF están trabajando incansables para atender a los pacientes y detener la propagación de la enfermedad. MSF abrió el Centro de Tratamiento de Ébola en Kailahun a finales de junio. Un mes después, el rápido aumento del número de pacientes en el centro obligó al equipo a aumentar su capacidad de 60 a 80 camas erigiendo dos nuevas tiendas de campaña. El mismo día en el que se pusieron en marcha se llenaron de inmediato, con 21 nuevos pacientes admitidos.

Leer más


A continuación publicamos el discurso íntegro de Joanne Liu, Presidenta Internacional de Médicos Sin Fronteras, durante la reunión informativa sobre la respuesta al brote de Ébola en la sede de Naciones Unidas en Ginebra en el día de ayer, martes 16 de septiembre:

 

Joanne Liu en el proyecto de Ébola de MSF en Kailahun, Sierra Leona © MSF

 

 “Sra. Secretaria general adjunta, Sr. Coordinador especial, Sr. Subdirector general, distinguidos delegados, señoras y señores:

 Hace dos semanas, realicé un llamamiento urgente a los Estados miembros de Naciones Unidas en Nueva York para reclamar su ayuda en la contención de la epidemia de Ébola en África occidental. Muchas otras organizaciones, como el CDC[i], la OMS[ii] y la propia ONU han descrito la catástrofe que se cierne sobre la región.

Leer más


Como respuesta a la epidemia de Ébola desatada en el área de salud de Boende, República Democrática del Congo, Médicos Sin Fronteras ha puesto en marcha dos centros de tratamiento, uno principal con capacidad para atender a 40 pacientes en la ciudad de Lokolia, epicentro de la epidemia, y otro secundario en Boende, con una capacidad de 10 camas.

Desinfección del personal médico en Foya, Liberia © Martin Zinggl / MSF

Los principales retos sobre el terreno siguen siendo las limitaciones logísticas y la necesidad de sensibilizar a la población. MSF cuenta con un equipo de cuarenta personas en la zona, repartidos entre las localidades de Boende y Lokolia, y ha enviado hasta el momento 41 toneladas de material.

Leer más


Médicos Sin Fronteras (MSF) se ha visto obligada a detener casi por completo su actividad en la ciudad de Batangafo, en el norte de la República Centroafricana (RCA), y a evacuar a la cuarentena de integrantes de su equipo a causa de la creciente tensión en esa localidad, que ha derivado en diversos incidentes violentos y amenazas contra miembros de la organización.

Población que ha buscado refugio en el recinto del hospital de MSF en Batangafo, RCA © MSF

MSF hace un llamamiento a las partes en conflicto en la RCA para que respeten las estructuras y los equipos de salud, que tienen por único objetivo responder a las necesidades médicas y humanitarias de la población a la que asiste. “Esperamos que la gente entienda que hace falta tranquilidad y espacio físico para poder trabajar. Y lo más importante, necesitamos respeto a la integridad física y psicológica de nuestros pacientes y trabajadores”, afirmó el jefe de misión de MSF en el país, Javier Eguren.

Leer más


Joanne Liu visita el centro de tratamiento de Ébola de MSF en Kailahun, Sierra Leona © P.K. Lee/MSF

Joanne Liu visita el centro de tratamiento de Ébola de MSF en Kailahun, Sierra Leona © P.K. Lee/MSF

“Sr. Vicesecretario general, Sr. Subdirector general, Sra. Directora general, Sr. Coordinador especial, distinguidos delegados, señoras y señores:

Les agradezco esta oportunidad de informar a los Estados miembros sobre la epidemia de Ébola en África occidental.

Llevamos ya seis meses inmersos en la peor epidemia de Ébola de la historia, y el mundo está perdiendo la batalla de su contención. La respuesta que nuestros dirigentes están dando a esta amenaza transnacional está fracasando.

En África occidental, los nuevos casos y las muertes siguen aumentando. Los disturbios se suceden. Los centros de aislamiento están saturados. Los trabajadores sanitarios situados en primera línea se están infectando y muriendo en cantidades abrumadoras. Otros han huido, atemorizados, dejando sin atención médica incluso a quienes padecen las enfermedades más comunes. Los sistemas de salud se han desmoronado.

Los centros de tratamiento de pacientes de Ébola han quedado reducidos a lugares donde la gente muere sola, sin haber recibido apenas nada más que cuidados paliativos. Es imposible lidiar con el número de infectados que llegan a los centros de salud. En Sierra Leona, cadáveres infecciosos se pudren en las calles. En Liberia, nos hemos visto obligados a construir crematorios en lugar de levantar nuevos centros de tratamiento.

Leer más


Lindis Hurum, coordinadora de emergencia en Monrovia. “No es solo un brote de Ébola, es una emergencia humanitaria que necesita una respuesta a gran escala”

Imagen de previsualización de YouTube

Monrovia, Liberia. 28 de agosto de 2014. Médicos Sin Fronteras (MSF) está ampliando sus operaciones en Liberia al tiempo que la respuesta internacional al brote de Ébola en África Occidental continúa siendo caótica y totalmente inadecuada. Tan solo una semana después de su puesta en marcha, el nuevo centro de pacientes de Ébola, también conocido como ELWA3, en la capital, Monrovia, ya está al límite de su capacidad, con 120 pacientes y se planea su ampliación. Mientras tanto, en el norte del país, los pacientes continúan acudiendo en masa al centro de Foya, recientemente rehabilitado.

Leer más


Tras una reciente visita a Guinea, Sierra Leona y Liberia, la presidenta internacional de Médicos Sin Fronteras (MSF), la Dra. Joanne Liu, afirmó ante un grupo de periodistas que el actual brote de ébola no tiene precedentes y que hay que plantear no habrá una solución a corto plazo. En una sesión informativa organizada por la Asociación de Corresponsales en Naciones Unidas celebrada en Ginebra, Liu explicó la situación a la que asisten los equipos de MSF y las medidas más importantes para conseguir controlar la enfermedad.

Imagen de previsualización de YouTube

La epidemia se encuentra en diferentes etapas en los tres países. Mientras que en Sierra Leona y Liberia el brote está fuera de control, en Guinea se ha estabilizado en cierta medida.

Leer más


Gilles Pelissier, coordinador del proyecto y responsable de la seguridad de los equipos de MSF en Gaza. El pasado domingo Gille esperaba el inminente anuncio de un nuevo alto el fuego mientras seguía con intensidad todas las informaciones relacionadas con las negociaciones que estaban teniendo lugar en El Cairo entre palestinos e israelíes.

Hospital de Al Shifa, Gaza. © Nicolas Palarus / MSF

“Estábamos a la espera de la confirmación del acuerdo de alto el fuego. Hubo tres o cuatro ataques con misiles sobre la ciudad de Gaza, pero los vecinos consideraban que eso no era necesariamente una mala señal. Entonces, de repente, oímos una enorme explosión, apenas a  100 metros del hospital de Al Shifa. Me sorprendió mucho, ya que es raro que un misil caiga tan cerca; fue una deflagración muy fuerte. Inmediatamente avisé a todo el equipo de MSF para que se trasladaran a la habitación habíamos habilitado como espacio de seguridad, situada en el centro de la planta baja del edificio donde viven y trabajan los equipos de la organización, a  cinco minutos en coche de Al hospital de Al Shifa, el hospital más grande de la Franja de Gaza.

Leer más


Las comunidades desplazadas de Sudán del Sur que viven concentradas en los lugares donde el acceso al agua potable y a letrinas es limitado corren un gran riesgo de contraer el cólera.

Mary Keji en el Centro de Tratamiento de Cólera de MSF en Juba © Andreea Campeanu

Desde principios de julio, los equipos de Médicos Sin Fronteras (MSF) se han estado ocupando de más de 904 pacientes que padecen el cólera en el estado del Alto Nilo. MSF ha abierto dos centros de tratamiento de cólera (CTC) para tratar a enfermos de la zona en Malakal y Wau Shilluk.

Leer más


El ataque del pasado lunes contra el hospital Al Shifa, que acoge a unos 2.000 desplazados, demuestra que no hay lugar seguro para los civiles e ilustra las dificultades para proporcionar ayuda de emergencia

Gaza/Jerusalén/Madrid – La organización médica internacional Médicos Sin Fronteras (MSF) condena con contundencia el ataque de ayer, 28 de julio, contra el hospital Al Shifa, un centro de referencia para toda la Franja de Gaza y en el que trabajan los equipos quirúrgicos de MSF. Este último bombardeo contra una estructura sanitaria en la que se refugian miles de personas desplazadas desde el inicio de la ofensiva denominada “Margen Protector” evidencia, una vez más, que en Gaza no hay lugar seguro para los civiles y demuestra hasta qué punto es difícil facilitar ayuda de emergencia hoy en Gaza.

Un trabajador humanitario internacional de MSF estaba en el edificio cuando el centro de consultas externas dentro del recinto del Hospital fue bombardeado. Aunque en este último ataque no hubo que lamentar muertos o heridos, Al Shifa es el cuarto hospital atacado tras los del European General,  el Al Aqsa y el Beit Hanoun desde que se inició la operación “Margen Protector” hace tres semanas.

Sala de emergencias del hospital de Al Shifa, ciudad de Gaza © Samantha Maurin/MSF

“Atacar hospitales y sus alrededores constituye una grave violación del derecho internacional humanitario y resulta completamente inaceptable”, denuncia Tommaso Fabbri, coordinador general de MSF en los Territorios Palestinos Ocupados. “Independientemente de las circunstancias, las estructuras y el personal de salud deben ser protegidos y respetados. Pero hoy en Gaza los hospitales no son los refugios que deberían ser”, añade.

Una hora después del ataque al hospital de Al Shifa, tuvo lugar un ataque aéreo contra el campo de refugiados de Shati. “Dos de cada tres heridos que vi llegar a Al Shifa eran niños”, dice Michele Beck, referente médico de MSF en Gaza.

En Gaza, 1,8 millones de personas, incluidos más de 160.000 desplazados internos, están hacinados en una franja de terreno urbano densamente poblado. “Los gazatíes están rodeados por el mar y con las fronteras cerradas”, explica Marie-Noëlle Rodrigue,  directora de operaciones de MSF. “El ejército israelí ordena a los civiles que evacúen sus casas, sus barrios. ¿Pero para ir adónde? Los gazatíes no tienen ninguna libertad de movimiento y no pueden refugiarse en el exterior. Simplemente están atrapados”, concluye.

Tanto para MSF como para el resto de otras organizaciones médicas y humanitarias que trabajan en Gaza, moverse y trabajar es extremadamente difícil y peligroso. Conductores de ambulancias locales y de la Media Luna Roja han muerto o resultado heridos. El 20 de julio, un bombardeo impactó a escasos centenares de metros de un coche de MSF claramente identificado y, el mismo día, un misil cayó sin explotar a unos diez metros de la tienda de campaña de la organización instalada en el hospital Nasser.

Leer más