MÉDICOS SIN FRONTERAS

Para responder a los crecientes casos en el noreste del país, hemos levantado otro centro de tratamiento del cólera (CTC) en el campo de Muna Garage y adaptado varias instalaciones para tratar a los pacientes y aislar a los casos sospechosos.

Nuestros compañeros Aishatu y John charlan con Khadija, una paciente sospechosa de cólera. Khadija y su marido pasaron tres díaS en nuestro centro de tratamiento de cólera en Dala, Maiduguri. Ambos son desplazados internos procedentes de Dikwa y viven en el campo de Muna Garage. © Nitin George/MSF

A medida que surgen nuevos casos de cólera en Monguno, Dikwa y otras zonas de Maiduguri, estamos ampliando nuestras actividades de respuesta al brote en el estado de Borno, Nigeria.

Hasta ahora, el Ministerio de Salud de Borno ha reportado 2.627 casos de cólera y 48 muertes desde el inicio del brote. Solo la capital del estado, Maiduguri, ha sido testigo de 1.425 casos, mientras que en Dikwa y en Monguno se han registrado más de 600.

“El diagnóstico y tratamiento tempranos son vitales para abordar los brotes de cólera”, explica nuestra coordinadora médica, Anna Cillers. “A medida que ascendían los casos en Maiduguri, aumentamos el número de camas de nuestro centro de tratamiento de cólera de Dala hasta llegar a un centenar“, añade.


Un brote en aumento

Desde el 16 de agosto, 491 pacientes han sido ingresados y 475 dados de alta en nuestro centro de tratamiento en Dala. También hemos levantado recientemente otro centro de tratamiento cerca de Muna Garage, un campo de desplazados ubicado en las afueras de Maiduguri. Este tiene 50 camas y, si fuera necesario en los próximos días, se puede aumentar hasta 100.

El campo de Muna Garage alberga a unas 20.000 personas que han tenido que abandonar sus hogares a causa del conflicto entre las Fuerzas Armadas nigerianas y Boko Haram. Ahora, el brote ha comenzado a extenderse a otros campos de los alrededores de la ciudad y del mismo interior de Maiduguri. Gestionamos un punto de rehidratación oral en Muna Garage donde se distribuye solución oral para los casos de deshidratación leve y moderada. Los pacientes que llegan aquí en estado grave son trasladados inmediatamente en nuestras ambulancias a los centros de tratamiento de cólera.

El equipo médico de MSF atiende a un enfermo en Maiduguri, la capital de Borno. © Anna Surinyach / MSF

El número de casos de cólera ha aumentado en Monguno y Dikwa, localidades situadas al este de la capital. Monguno es el hogar de 200.000 personas, dos tercios de las cuales proceden de otras zonas del estado tras huir de la violencia. En estos momentos residen en campos oficiales y no oficiales. En Dikwa, enclave controlado por el Ejército, viven unas 120.000 personas, de las cuales 100.000 son desplazados internos.

“En Monguno hemos adaptado la instalación médica con la que contábamos antes del brote para aislar a los casos sospechosos de cólera. En estos momentos gestionamos un centro de tratamiento con 110 camas”, señala el doctor Félix Kouassi, nuestro coordinador médico. “No obstante, nos preocupa que el número de camas planificadas no sea suficiente ya que los casos continúan aumentando en la ciudad”.

La ciudad de Pulka, en el noroeste del estado de Borno, cerca de la frontera con Camerún. Allí se hacinan cientos de miles de refugiados. © Anna Surinyach / MSF


Responder rápidamente

Coordinamos nuestros esfuerzos en materia de prevención y tratamiento, incluyendo la formación de los trabajadores sanitarios, con el Ministerio de Salud de Borno, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y otras organizaciones humanitarias presentes en la zona.

“Nuestras instalaciones funcionan las 24 horas del día, y son gratuitas. Las personas con síntomas de cólera — diarrea y/o vómitos, y deshidratación— deben buscar tratamiento inmediatamente”, explica Kouassi. “Permanecemos alerta y, a través de los agentes comunitarios de salud, seguimos vigilando la propagación del brote y respondiendo a él”.

Además de en Borno, tenemos proyectos de respuesta a brotes de cólera en el este de Chad, cerca de la frontera con Sudán, y en varias zonas de la República Democrática del Congo y a lo largo y ancho de Yemen.

En MSF brindamos atención primaria y secundaria, llevamos a cabo programas de nutrición y facilitamos asistencia médica en once localidades de Borno.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa