MÉDICOS SIN FRONTERAS

La vida en la región de Diffa, al sureste de Níger, cerca de la frontera con Chad y Nigeria, se ha visto truncada por el conflicto entre Boko Haram y las fuerzas gubernamentales. Realizado con textos de Sarah Pierre y fotografías de Juan Carlos Tomasi, Médicos Sin Fronteras realiza un extenso reportaje multimedia, en el que profundiza sobre la situación actual en la zona. El siguiente artículo es un extracto del trabajo de los dos periodistas.

Desde hace más de tres años, el conflicto abierto entre Boko Haram y los ejércitos en la región del lago Chad está haciendo estragos entre la población civil. Muchos han huido de sus hogares y lo han dejado todo para buscar refugio en otras aldeas; en algunos casos, atravesando fronteras. Actualmente en esta región hay más de 240.000 desplazados y refugiados.

Crisis humanitaria en Diffa, Niger. © Juan Carlos Tomasi / MSF

Las consecuencias de un conflicto abierto

La situación en Diffa es extremadamente volátil. Los ataques esporádicos de Boko Haram y las operaciones militares provocan que la gente se desplace en busca de seguridad y a la espera de la paz. Uno de ellos es Garba, que trabaja como guarda con MSF en Garin Wazam, un campo de desplazados situado a 58 kilómetros de Diffa. Desde que abandonó su hogar en Camerún, ha tenido que mudarse alrededor de 15 veces por los ataques constantes. Conoce su historia en el siguiente vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

El conflicto ha afectado a las actividades agrícolas y ganaderas, destruyendo las fuentes de ingreso de la población. Además, las medidas de seguridad adoptadas por las autoridades también han hecho disminuir las actividades comerciales, y dificultar el acceso a la asistencia sanitaria, que se ha convertido en un desafío diario.

Además, la población debe pagar por las consultas médicas, lo que limita mucho la asistencia a las mismas, porque muchos no pueden pagar por estos servicios. Como contrapartida, MSF proporciona atención gratuita en atención primaria, reproductiva y psicológica; y hace actividades de vacunación y detección de la malnutrición, en ocho centros de salud en los distritos de Diffa, Bosso y Nguigmi.

Otra de las desplazadas es Kaka, que huyó de Nigeria hace tres años cuando Boko Haram atacó la ciudad de Damasak. Tiene 25 años y tres hijas que fueron secuestradas cuando intentaba huir con ellas del grupo armado. En este vídeo te cuenta su historia:

Imagen de previsualización de YouTube

Infecciones respiratorias y Hepatitis C

Durante los primeros meses del año, las infecciones respiratorias agudas son una de las causas principales que se atienden en las consultas externas, sobre todo en mujeres y niños: “Esto está claramente relacionado con el clima árido  y las malas condiciones de vida de nuestros pacientes. La población también padece diarrea, que se explica en parte por la escasa cantidad y mala calidad del agua disponible”, explica Audace Ntezukobagir, el coordinador de emergencias de MSF.

Proveer del suficiente agua y unas adecuadas infraestructuras de saneamiento todavía es un tema pendiente para las autoridades y los actores humanitarios en la región. Una necesidad que se ha puesto en evidencia con la reciente epidemia de hepatitis E.

MSF en Diffa

Desde finales de 2014, MSF trabaja en la región de Diffa para ayudar a las personas que huyen de la violencia relacionada con la presencia del grupo Boko Haram y la intervención militar en la zona. MSF asegura asistencia médica y psicológica gratuita en ocho centros de salud de la región. Por otra parte, la organización apoya el suministro de agua potable, la instalación de letrinas y la distribución de artículos esenciales en varias ciudades y lugares donde se han reunido personas desplazadas, refugiadas y retornadas

Además, MSF apoya al Ministerio de Salud en dos hospitales: el hospital Nguigmi y el principal centro de salud materno-infantil de la ciudad de Diffa. En ambos hospitales, MSF trabaja en las unidades de salud reproductiva y pediátrica, y está proporcionando apoyo de salud mental. En el hospital de Nguigmi, el equipo también está tratando a niños con desnutrición aguda severa.

Si quieres descubrir cómo trabajan nuestros equipos en Diffa, accede a la fotogaleria.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa