MÉDICOS SIN FRONTERAS

El pasado viernes 3 de febrero los jefes de Estado de la UE se reunieron en Malta bajo el marco de una cumbre sobre gestión migratoria. Ese mismo día, Libia e Italia firmaban un acuerdo para bloquear la ruta de migrantes hasta la costa europea a través del Mediterráneo. Desde Médicos Sin Fronteras denunciamos, una vez más, el enfoque inhumano de las políticas europeas.

Mientras los líderes de la UE celebraban un encuentro para discutir sobre la gestión de la migración y el cierre de la ruta de Libia a Italia a través de la intensificación de la cooperación con las autoridades libias, los derechos humanos de miles de personas estaban siendo vulnerados por completo. Lo son cada día.

Desde julio de 2016, los trabajadores de MSF ofrecen atención médica a migrantes, refugiados y solicitantes de asilo detenidos en Trípoli y sus cercanías. Estas personas son detenidas arbitrariamente en condiciones inhumanas e insalubres, a menudo sin suficiente comida ni agua potable y con una manifiesta falta de acceso a la atención médica. Es por ello que, cerrar la ruta a Italia y retener a la gente en Libia es una burla a la dignidad humana. Las personas allí atrapadas sufren violencia, abusos y viven en condiciones inhumanas.

©MSF

Libia no es un lugar seguro

“En estos momento, hay un colapso en la ley y el orden en Libia. Los africanos subsaharianos son detenidos sin el debido proceso legal y sin ninguna forma de recusar la legalidad de su detención. Estos están desesperados por hacer saber a sus familias que están vivos; prácticamente no tienen acceso al mundo exterior. Aquellos con quienes hablé no sabían qué iba a ser de ellos a pesar de llevar detenidos meses”, explica Arjan Hehenkamp, director general de MSF.

Cerca de 500 personas por semana son atendidas por los equipos de MSF por problemas respiratorios, diarrea, enfermedades de piel e infecciones del tracto urinario. Esto es consecuencia directa de las pésimas condiciones en las que tienen que vivir las personas retenidas en los centros de detención en la capital libia, y alrededores. “Hay poca luz natural y ventilación, y muchas instalaciones están peligrosamente superpobladas. La falta de dignidad humana que he presenciado es asombrosa”, denuncia Arjan Hehenkamp.

Refugiados, migrantes y solicitantes de asilo no solo tienen que soportar violencia y abusos diarios, sino que, además, sufren la escasez de alimentos y agua potable. Esto se traduce en personas adultas con desnutrición y otras que son más susceptibles a graves enfermedades, altas tasas de infecciones de la piel e infestaciones parasitarias de piojos, sarna y pulgas. Con menos de un litro de agua al día por persona, el acceso a letrinas y duchas se hace muy limitado.

 

Detenidos y deshumanizados

Solo en los dos últimos años, nuestros equipos en los buques de búsqueda y rescate en el Mediterráneo central han rescatado a más de 50.000 hombres, mujeres y niños. Y con ellos, sus testimonios. La violencia y la explotación que han padecido estas personas a manos de las fuerzas de seguridad, las milicias, las redes de tráfico y bandas criminales, son alarmantes.

 

Imagen de previsualización de YouTube

 

Un informe reciente de la ONU destacó los abusos y la violencia sufridos por los detenidos.
En él, la organización insta a las autoridades libias, con el apoyo de la comunidad internacional, a hacer todo lo posible para manejar esta crisis de derechos humanos, empezando en materia de urgencia con la situación de los migrantes detenidos.

Menos de dos meses después, la ausencia de un sistema de asilo en Libia conlleva que las solicitudes de protección internacional no pueden ser procesadas mediante procedimientos justos y eficientes de conformidad con el derecho internacional y regional de los refugiados.

 

Si quieres saber más acerca de nuestra labor en Libia pincha aquí. 

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa