MÉDICOS SIN FRONTERAS

La organización médico-humanitaria sigue dando apoyo a las familias de Montserrat Serra y Blanca Thiebaut, secuestradas en el campo de refugiados de Dadaab (Kenia) hace un año mientras trabajaban para ayudar a la población somalí necesitada. MSF reitera su indignación y su pesar, y renueva su demanda de liberación inmediata.

Montserrat Serra y Blanca Thiebaut

Blanca y Montserrat fueron secuestradas el 13 de octubre del pasado año por hombres armados en el campo de refugiados de Ifo 2 (Dadaab) en el noreste de Kenia, mientras trabajaban en la construcción de un hospital. Desde entonces se encuentran retenidas en Somalia en contra de su voluntad. De nuevo, Médicos Sin Fronteras (MSF) condena este acto de violencia.

Las familias Thiebaut y Serra quieren expresar su inquietud y su dolor por el secuestro y manifiestan su voluntad de hacer lo posible para la liberación de Blanca y Montserrat. A través de MSF, agradecen también a los medios de comunicación y a instituciones locales, nacionales e internacionales la cautela y discreción con la que han tratado este tema durante todo este año. MSF tiene la obligación de solicitar de nuevo que esta discreción se mantenga.

La presencia de la organización médico-humanitaria ha sido constante en Somalia desde 1991 y en la actualidad mantiene 12 proyectos en localidades de todo el país. Miles de somalíes se han visto obligados a abandonar sus casas y convertirse en desplazados o refugiados forzados como consecuencia de un conflicto que dura más de dos décadas, y que se ha acompañado de períodos de sequías intensas, desnutrición y enfermedades. La enorme inseguridad en el país supone un desafío constante para la provisión adecuada de servicios médicos de emergencia. El éxodo de refugiados también ha supuesto que los equipos de MSF extiendan sus actividades médicas y humanitarias a los campos de refugiados en las vecinas Kenia y Etiopía.

Deja un comentario

En periodismohumano queremos que los comentarios enriquezcan el debate o la noticia. Por eso hay unas normas de decoro a la hora de comentar. Comenta sobre contenido que acabas de leer y evita el abuso de mayúsculas. Si tu texto tiene varios enlaces, puede que tarde un rato en aparecer. Los comentarios son libres y abiertos pero eliminaremos toda referencia que consideremos insultante o irrespetuosa